Los orígenes del cheese cake residen en Europa, aunque fueron los norteamericanos los que popularizaron esta famosísima tarta, la New York Cheesecake. Actualmente es uno de los símbolos gastronómicos de la ciudad de Nueva York.

La New York Cheesecake no es otra cosa que una tarta de queso cuya base está hecha a partir de galletas desmenuzadas ligadas con mantequilla, y cuya superficie está cubierta de mermelada. Su delicado sabor y su perfecta cremosidad hacen de este postre una auténtica tentación.

La tarta de lima merengada (lemon pie) es un postre de origen estadounidense hecho con zumo de lima, yemas de huevo y leche condensada azucarada sobre una galleta. La versión tradicional utiliza las claras de huevo para hacer un relleno de merengue.

Nosotros hacemos una base crujiente y doramos el merengue para decorarlo con trocitos de lima y chocolate blanco con ralladura de lima.